Minientrada

#Taludpedia: Happyshifting is the new black

Nuestra Taludpedia de hoy tiene un nuevo término con el que comulgamos mucho: El Happyshifting

El happyshifing pertenece a la generación “millenial”, aquellas personas que nacieron entre los 80 y los 90 y que marcan una nueva tendencia, y en concreto piensan de manera diferente sobre lo que debería ser el trabajo. La media de los denominados “Millenials” en un mismo empleo es de aproximadamente dos años, rotación debida a la evidente crisis estructural pero también al nivel de presión que generan muchos puestos de trabajo, a la falta de libertad o a condiciones laborales precarias o insuficientes para la sobrecualificación que tiene esta generación.

Las características cambian según la región y sus condiciones socio-económicas, pero en general les define el uso masivo de las redes sociales y su soltura “innata” con la comunicación, los medios y la tecnología digital.

Según el Departamento de Trabajo de EE.UU un joven Millennial cambiará de empleo cerca de 15 veces antes de los 38 años en Estados Unidos. Esto tiene una doble cara. Para una empresa, retener ya no es tan fácil como lo era antes. El factor clave para la retención cada vez está mas orientado a satisfacer esta necesidad de felicidad. En Chile hasta hay un puesto en plantilla para ello: Gerentes de felicidad (¡ojo al dato!).

De todas formas, no queremos pecar de idealización del trabajo feliz a toda costa. Ser feliz es más que esto. Requiere equilibrio entre la vida personal y profesional, sentir que se es útil, ser reconocido por superiores y compañeros y por la sociedad. La estructura económica actual hace que el 65% de la generación Millenial considere el emprendimiento como una salida a la escasa salida laboral, y el 33% todavía tiene que vivir con sus padres por falta de recursos.

Pero nosotr@s reivindicamos el happyshifting como parte del cambio de paradigma, como nuevo enfoque a la hora de entender nuevas oportunidades, aceptar lo que viene como llave que abre puertas para conseguir el objetivo aunque sea a largo plazo; creer y apostar por la acción y la proactividad. Ser feliz es liberarte de correas a la hora de determinar tu libertad, así que, emprendiendo o no, sentir que lo haces tiene sentido, a corto o largo plazo, debería ser el objetivo.

En definitiva, tenemos dos opciones: o resignarnos y asumir que el trabajo es un daño colateral, o cambiar la queja por la acción. Los segundos son los happyshifters. El yes we can en el mundo laboral.

MILLENIAL

Anuncios

Un comentario en “#Taludpedia: Happyshifting is the new black

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s