Minientrada

Los 4 mayores miedos que tendrás que afrontar antes de emprender

Solitude-1024x682

El camino hacia la emprendeduría es un camino hacia la libertad. La capacidad para gestionar tus propios horarios y la posibilidad de recibir una compensación económica directamente relacionada con el trabajo que realizas, no tienen precio. Pero si la vida de un emprendedor fuera un cuento de hadas, habría cola en el registro de empresas, ¿no?

Dar el paso de empezar tu propio negocio no es fácil, un emprendedor tiene que afrontar importantes desafíos antes de poder tomar una decisión que cambie su vida. Estos son algunos de los miedos más comunes a los que nos enfrentamos a la hora de empezar un negocio:

pasion-miedo

  1. Miedo al fracaso

    Un emprendedor pone de su parte todo lo que tiene para empezar un negocio, sus sueños, sus ahorros… ¿Imaginas lo doloroso que puede resultar ver como todo desaparece?

    Necesitamos valorar los fracasos del pasado como herramientas que nos enseñan a no cometer los mismos errores y redefinir nuestro concepto de “éxito” para decidir si nuestra situación actual es aquello a lo que aspiramos o si por el contrario mantenernos inmóviles es la verdadera forma de fracasar.

  2. Miedo al ¿Qué dirán?

    El miedo al rechazo y al ridículo son una realidad muy arraigada en nuestro entorno. A menudo tendemos a preocuparnos en exceso por la opinión ajena y dejamos que ese miedo se convierta en una losa que nos impide avanzar.

    Aceptar que siempre habrá alguien dispuesto a poner el dedo en la llaga es el primer paso para comprender que no todo el mundo está preparado para el desafío de emprender y que, a menudo, esa incapacidad encuentra salida al exterior en forma de crítica poco constructiva.

  3. Miedo a no llegar a fin de mes

    Es realmente cómodo saber cuanto dinero recibirás a final de mes y saber que ese dinero llegará de forma segura a tu cuenta corriente. Los ingresos de un emprendedor tienden a ser “ligeramente” erráticos y esa falta de consistencia puede poner de los nervios a cualquiera.

    Siento tener que decírtelo pero en el clima actual la “seguridad laboral” es a ratos el privilegio de unos pocos y a ratos un fantasma del pasado. Esta es una realidad que, desgraciadamente, podemos ver cada día. Establece un plan estratégico, planifica tu calendario y realiza previsiones de cuantos ingresos esperas tener cada mes; de esta forma podrás mantener cierto grado de seguridad en tu cuenta corriente.

  4. Miedo a tener éxito

    Suena raro, ¿no? El miedo a triunfar es muy real. Se trata de una forma de miedo al cambio, a la novedad, y alcanza su cota máxima en forma de “auto-sabotaje”.

    No te equivoques, emprender supone un gran cambio (uno enorme) en tu vida, pero de eso se trata. Los cambios llegarán a ti antes o después, lo que marcará la diferencia será tu capacidad para aceptarlo de buen grado y sacar provecho de él, o no.

    “Recuerda, hoy es el mañana acerca del cual te preocupabas ayer.” – Dale Carnegie

No se con que miedos tendrás que lidiar en tu camino hacia la libertad laboral, tal vez te encuentres con alguno de los citados o tal vez aparezcan otros totalmente inesperados, pero recuerda que cualquier miedo puede ser afrontado y que está en tu mano evitar que te impidan lograr grandes éxitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s