Minientrada

Palabra de Coworker. CodePirinha, desarrollo de videojuegos

En el Palabra de Coworker de hoy charlamos con los chicos de CodePirinha, Daniel Ruibal y Pedro Ramos, que nos cuentan su experiencia como coworkers y desarrolladores de videojuegos, y nos hablan de su actual proyecto Match2Kill.

codepirinha

-Contadnos un poco en qué consiste vuestro proyecto ¿Qué es CodePirinha? ¿Cómo surgió la idea de emprender?

CodePirinha es un estudio indie de desarrollo de videojuegos que, al menos por ahora, formamos en exclusiva nosotros dos. Con indie nos referimos a que no dependemos de financiación externa que comprometa el control creativo del proyecto, nadie que nos trace líneas guía a seguir. O como se dice coloquialmente, nosotros nos lo guisamos, nosotros nos lo comemos.

Nuestro primer proyecto (aún en desarrollo) es Match2Kill, un videojuego para smartphones con el que pretendemos dirigirnos a jugadores casuales. Es decir, a aquellos que buscan un pasatiempo esporádico que les proporcione diversión inmediata para rellenar tiempos muertos. La premisa es sencilla: como en tantos otros antes (Bejeweled, Candy Crush, etc…), combinar fichas de colores en un tablero. El elemento diferenciador, además de la temática obviamente, es que en nuestro caso esas combinaciones en el tablero tendrán repercusión en un escenario donde nuestros personajes protagonistas se enfrentarán en tiempo real a unos simpáticos monstruitos. Nuestra obsesión ahora es cuidar todos los detalles para que la experiencia deje buen sabor de boca a todo el que la pruebe.

Respecto a cómo decidimos emprender… Realmente fue el paso natural para nosotros. Éramos compañeros en otra empresa, y salimos simultáneamente de allí. Tras años de sufrir las consecuencias de un proyecto ajeno que no fructificaba y nos estaba destrozando anímica y económicamente, decidimos que si íbamos a continuar arriesgando nuestra estabilidad, debía ser con un proyecto propio y haciéndolo a nuestra manera.

-¿Cómo creéis que el Talud de la Ería está ayudando a vuestro proyecto?

Para nosotros el Talud de la Ería es sin duda una pieza fundamental en este puzzle que es emprender. Nos ha proporcionado un espacio de trabajo que usamos a diario, formación y asesoramiento, y ese espíritu positivo que flota en el ambiente y es sin duda un boost anímico inestimable. Nos hemos sentido bien arropados desde el primer día, y sólo tenemos palabras de agradecimiento para toda la gente encantadora involucrada en el proyecto.

-Habladnos de vuestra experiencia ¿Cómo es el día a día de un emprendedor?

La verdad es que siempre hemos llevado mal lo de madrugar en exceso, así que nuestra jornada comienza habitualmente más tarde de las 10:30. Es un pequeño capricho surgido de la ventaja de elegir nuestro propio horario. A cambio, también solemos terminar más tarde de lo que viene siendo el horario habitual de oficinas. Cada uno tiene que encontrar sus ritmos, lo importante es ser disciplinado y riguroso en alcanzar las metas auto-impuestas para cada día.

Por lo demás, intentar cada día dar lo mejor de uno mismo, afrontar retos nuevos, mantener tus objetivos fijos y claros en la cabeza, y conservar ante todo la ilusión. ¡Ah! ¡Y mucho café!

-¿Cuáles han sido los mayores desafíos que os habéis encontrado por el camino?

En primer lugar nuestra propia ignorancia en aspectos empresariales, que es un motivo que nos intimidaba mucho, impidiendo que por largo tiempo nos atreviésemos a convertir la curiosidad por el emprendimiento en algo más.

En segundo lugar, aunque nos conocíamos a nivel personal y nos respetábamos a nivel profesional, nunca nos habíamos visto involucrados en un proyecto conjunto donde tuviésemos que trabajar codo con codo, tomar decisiones y coordinarnos, y era una incógnita obligatoria a despejar el cómo encajaríamos.

Y finalmente, el hecho de ser sólo dos nos obliga día a día a hacer malabares para cubrir los diferentes roles que nos encontramos en el desarrollo de un producto de las características del que nos ocupa (diseño de gameplay, modelado de la arquitectura del software, programación, gráficos, música…). Aquí hemos descubierto que lo más importante es ser consciente de las limitaciones de cada uno. Sin duda apostar por la sencillez bien cuidada nos aporta resultados más satisfactorios que ser pretenciosos y acabar por descuidar los detalles.

11902593_1018360514849178_7372321172084558532_n

-Si miráis al futuro… ¿Cómo esperáis que evolucione la industria del videojuego?

Está claro que el ocio electrónico interactivo se ha convertido en una parte importante de la vida de muchos de nosotros, y el videojuego es, sin duda alguna, el máximo exponente de este sector. La gamificación de diferentes experiencias es un valor en alza: en formación académica o de trabajadores, concienciamiento sobre seguridad, ofreciendo nuevos retos y motivaciones en la práctica de deportes…

Vivimos en una época en que las tecnologías nos proporcionan herramientas para plasmar con fidelidad experiencias de la vida real en un marco virtual, lo que nos permite aprender de la mejor forma posible: mediante práctica y de nuestros errores. Algo que no sería posible en muchos casos de otra manera.

En lo referente al videojuego de entretenimiento, ya es una realidad indiscutible que se trata de un gigante dentro de la industria del ocio. Hablamos de un sector que, con muchos menos años de recorrido, ha alcanzado en volumen de capital al cine. Donde vemos el anuncio constante de superproducciones donde se involucra a cientos de personas y largos meses de trabajo. Y precisamente, con cierto paralelismo al cine, hemos visto que este apogeo del videojuego comercial ha venido acompañado de la caída de la originalidad, de las apuestas innovadoras y arriesgadas. Y es en este punto donde surge el movimiento indie. Estudios de presupuesto modesto que buscan su elemento diferenciador en apostar por ideas diferentes.

Los desarrolladores indie han conseguido relativo éxito, haciéndose con una respetable cuota de público que busca experiencias innovadoras y alternativas. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha profetizado lo que se viene conociendo como el indiepocalypse. El término se refiere a la inminente explosión de la burbuja por la desmesurada proliferación de estudios indie intentando hacerse un hueco en un mercado en el que el público demandante no ha crecido lo suficiente como para soportarlo. Son muchos los que han expuesto sus teorías, más o menos agoreras, sobre la evolución que tendrá, pero la única realidad es que el desenlace que tendrá el fenómeno es todavía una incógnita.

Y finalmente hay que destacar que estamos viviendo el nacimiento de la realidad virtual doméstica. Hay muchas grandes compañías apostando fuerte por ello: Google, Microsoft, Facebook, HTC, Samsung… y cualquiera que haya probado una aplicación VR de un sistema tan humilde como el Google Cardboard (un montaje de cartón para sostener el smartphone a modo de gafas) en su teléfono Android habrá comprobado que lo que hace poco parecía ficción, empieza a ser una realidad.

El futuro del sector se muestra por tanto apasionante en todos sus frentes.

-Y para terminar la más difícil de todas. ¿Os atrevéis a darle algún consejo a futuros emprendedores?

Sólo uno: que se atrevan. La incógnita del qué podría haber sido siempre pesa más que los propios errores cometidos. Y además, de un error siempre se extrae un aprendizaje.

No todo el mundo siente la inquietud de emprender, pero todo aquel que haya sentido alguna vez el gusanillo, debería intentarlo y quitarse esa incertidumbre.

Nosotros no sabemos a dónde conseguiremos llegar, pero os aseguramos que sólo recorrer el camino ya merece la pena.

 logo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s