Minientrada

Innovación desde un sector tradicional

Hola.

Si eres de los que crees que no todo ha sido inventado.

Si consideras que “todo fluye, nada permanece, nadie se baña dos veces en el mismo río” que decía Heráclito… Hace unos 2500 años.

Si eres de los que crees que una idea puede cambiar el mundo.

Entonces PUEDES innovar. Y entonces DEBES innovar.

No sobreviven los más fuertes, ni los más grandes. Sobreviven quienes se adaptan mejor al cambio. Tan viejo como la propia naturaleza. También en el mundo empresarial.

business-561387_960_720

Hace años participé con mi amigo @soyjonato en la presentación de la candidatura de @Fcia_Ramirez a un Premio nacional de innovación en la Oficina de Farmacia, que valoraba la implementación de ideas novedosas, por la mejora de los servicios o de procedimientos, por la gestión, o por la motivación de los equipos.

Presentamos un proyecto sobre datos abiertos en formulación magistral (wikiformulacion.com). Si no sabéis lo que es la formulación magistral os lo cuento en dos líneas: se trata de elaboración de medicamentos por parte del farmacéutico en la propia oficina de farmacia con carácter individualizado: es decir, un medicamento elaborado sólo y exclusivo para ti. Si en lugar de “farmacéutico”, lo llamo “boticario” ¿mejor?.

El sector de la formulación magistral se encuentra en declive por muchas circunstancias, destacando en primer lugar la industrialización. Hace años era muy habitual que fuera el boticario el que preparara los remedios prescritos para tal o cual dolencia. Con la industrialización esta figura se ha ido perdiendo. Pero no desapareciendo. Siempre será necesario, en determinados casos, la elaboración de medicamentos a medida. Ha habido una evolución en el sector, donde muchos laboratorios desaparecerán, pero los que se mantienen deben adaptarse y el camino pasa por una hiperespecialización

creativity-819371_960_720

¿Conocéis un sector más tradicional que este? Desde luego que pocos quedan. Además como os decía, en declive debido a diversos factores destacando la industrialización. Bueno pues añádele que estamos hablando de una farmacia en la que trabajan 3 personas y encima le añadimos que de la zona rural asturiana. Y que económicamente no se había planteado hacer ninguna inversión.

¿Puede innovar? Os recuerdo las características:

● Sector tradicional y en declive como es un laboratorio de formulación magistral
dentro de la oficina de farmacia.
● Staff de tres personas
● Situada en el medio rural asturiano. Población de 1.500 habitantes.
● Laboratorio de 5 metros cuadrados.
● Ninguna intención de hacer ninguna inversión.

Repito ¿Puede Innovar?

¡Pues claro que sí!. De hecho, el primer premio fue para ella. El primero de muchos.

¿Cómo lo hizo?

Con trabajo, con ilusión, con creatividad, con pasión por su profesión y con ganas de mejorar.

Con ello quiero concluir que: la innovación no es exclusivo de grandes empresas, que no va ligado a grandes inversiones económicas, que no es necesario contar con gran cantidad de medios y que está en manos de cualquiera, el poder cambiar las cosas.

No estoy hablando de repente cambies tu forma de trabajar, ni siquiera estoy hablando de que descubras la penicilina. Estoy hablando de que abras la mente a nuevas oportunidades, nuevas estrategias, nuevas ideas, …partiendo del objetivo de que cualquier cosa se puede mejorar (hacerla más fácil, más rápida, más barata, que aporte otro valor añadido,…).

Os dejo un link por si queréis saber más sobre el proyecto:

https://gestionandoinnovacion.wordpress.com/tag/premios/

Este artículo ha sido escrito por Carmen García Menéndez, Consultoría Empresarial, una de nuestros coworkers habituales 🙂

Si quieres saber más sobre ella puedes visitar su web o sus redes sociales, Twitter y LinkedIn

 

Anuncios
Minientrada

Palabra de Coworker. CodePirinha, desarrollo de videojuegos

En el Palabra de Coworker de hoy charlamos con los chicos de CodePirinha, Daniel Ruibal y Pedro Ramos, que nos cuentan su experiencia como coworkers y desarrolladores de videojuegos, y nos hablan de su actual proyecto Match2Kill.

codepirinha

-Contadnos un poco en qué consiste vuestro proyecto ¿Qué es CodePirinha? ¿Cómo surgió la idea de emprender?

CodePirinha es un estudio indie de desarrollo de videojuegos que, al menos por ahora, formamos en exclusiva nosotros dos. Con indie nos referimos a que no dependemos de financiación externa que comprometa el control creativo del proyecto, nadie que nos trace líneas guía a seguir. O como se dice coloquialmente, nosotros nos lo guisamos, nosotros nos lo comemos.

Nuestro primer proyecto (aún en desarrollo) es Match2Kill, un videojuego para smartphones con el que pretendemos dirigirnos a jugadores casuales. Es decir, a aquellos que buscan un pasatiempo esporádico que les proporcione diversión inmediata para rellenar tiempos muertos. La premisa es sencilla: como en tantos otros antes (Bejeweled, Candy Crush, etc…), combinar fichas de colores en un tablero. El elemento diferenciador, además de la temática obviamente, es que en nuestro caso esas combinaciones en el tablero tendrán repercusión en un escenario donde nuestros personajes protagonistas se enfrentarán en tiempo real a unos simpáticos monstruitos. Nuestra obsesión ahora es cuidar todos los detalles para que la experiencia deje buen sabor de boca a todo el que la pruebe.

Respecto a cómo decidimos emprender… Realmente fue el paso natural para nosotros. Éramos compañeros en otra empresa, y salimos simultáneamente de allí. Tras años de sufrir las consecuencias de un proyecto ajeno que no fructificaba y nos estaba destrozando anímica y económicamente, decidimos que si íbamos a continuar arriesgando nuestra estabilidad, debía ser con un proyecto propio y haciéndolo a nuestra manera.

-¿Cómo creéis que el Talud de la Ería está ayudando a vuestro proyecto?

Para nosotros el Talud de la Ería es sin duda una pieza fundamental en este puzzle que es emprender. Nos ha proporcionado un espacio de trabajo que usamos a diario, formación y asesoramiento, y ese espíritu positivo que flota en el ambiente y es sin duda un boost anímico inestimable. Nos hemos sentido bien arropados desde el primer día, y sólo tenemos palabras de agradecimiento para toda la gente encantadora involucrada en el proyecto.

-Habladnos de vuestra experiencia ¿Cómo es el día a día de un emprendedor?

La verdad es que siempre hemos llevado mal lo de madrugar en exceso, así que nuestra jornada comienza habitualmente más tarde de las 10:30. Es un pequeño capricho surgido de la ventaja de elegir nuestro propio horario. A cambio, también solemos terminar más tarde de lo que viene siendo el horario habitual de oficinas. Cada uno tiene que encontrar sus ritmos, lo importante es ser disciplinado y riguroso en alcanzar las metas auto-impuestas para cada día.

Por lo demás, intentar cada día dar lo mejor de uno mismo, afrontar retos nuevos, mantener tus objetivos fijos y claros en la cabeza, y conservar ante todo la ilusión. ¡Ah! ¡Y mucho café!

-¿Cuáles han sido los mayores desafíos que os habéis encontrado por el camino?

En primer lugar nuestra propia ignorancia en aspectos empresariales, que es un motivo que nos intimidaba mucho, impidiendo que por largo tiempo nos atreviésemos a convertir la curiosidad por el emprendimiento en algo más.

En segundo lugar, aunque nos conocíamos a nivel personal y nos respetábamos a nivel profesional, nunca nos habíamos visto involucrados en un proyecto conjunto donde tuviésemos que trabajar codo con codo, tomar decisiones y coordinarnos, y era una incógnita obligatoria a despejar el cómo encajaríamos.

Y finalmente, el hecho de ser sólo dos nos obliga día a día a hacer malabares para cubrir los diferentes roles que nos encontramos en el desarrollo de un producto de las características del que nos ocupa (diseño de gameplay, modelado de la arquitectura del software, programación, gráficos, música…). Aquí hemos descubierto que lo más importante es ser consciente de las limitaciones de cada uno. Sin duda apostar por la sencillez bien cuidada nos aporta resultados más satisfactorios que ser pretenciosos y acabar por descuidar los detalles.

11902593_1018360514849178_7372321172084558532_n

-Si miráis al futuro… ¿Cómo esperáis que evolucione la industria del videojuego?

Está claro que el ocio electrónico interactivo se ha convertido en una parte importante de la vida de muchos de nosotros, y el videojuego es, sin duda alguna, el máximo exponente de este sector. La gamificación de diferentes experiencias es un valor en alza: en formación académica o de trabajadores, concienciamiento sobre seguridad, ofreciendo nuevos retos y motivaciones en la práctica de deportes…

Vivimos en una época en que las tecnologías nos proporcionan herramientas para plasmar con fidelidad experiencias de la vida real en un marco virtual, lo que nos permite aprender de la mejor forma posible: mediante práctica y de nuestros errores. Algo que no sería posible en muchos casos de otra manera.

En lo referente al videojuego de entretenimiento, ya es una realidad indiscutible que se trata de un gigante dentro de la industria del ocio. Hablamos de un sector que, con muchos menos años de recorrido, ha alcanzado en volumen de capital al cine. Donde vemos el anuncio constante de superproducciones donde se involucra a cientos de personas y largos meses de trabajo. Y precisamente, con cierto paralelismo al cine, hemos visto que este apogeo del videojuego comercial ha venido acompañado de la caída de la originalidad, de las apuestas innovadoras y arriesgadas. Y es en este punto donde surge el movimiento indie. Estudios de presupuesto modesto que buscan su elemento diferenciador en apostar por ideas diferentes.

Los desarrolladores indie han conseguido relativo éxito, haciéndose con una respetable cuota de público que busca experiencias innovadoras y alternativas. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha profetizado lo que se viene conociendo como el indiepocalypse. El término se refiere a la inminente explosión de la burbuja por la desmesurada proliferación de estudios indie intentando hacerse un hueco en un mercado en el que el público demandante no ha crecido lo suficiente como para soportarlo. Son muchos los que han expuesto sus teorías, más o menos agoreras, sobre la evolución que tendrá, pero la única realidad es que el desenlace que tendrá el fenómeno es todavía una incógnita.

Y finalmente hay que destacar que estamos viviendo el nacimiento de la realidad virtual doméstica. Hay muchas grandes compañías apostando fuerte por ello: Google, Microsoft, Facebook, HTC, Samsung… y cualquiera que haya probado una aplicación VR de un sistema tan humilde como el Google Cardboard (un montaje de cartón para sostener el smartphone a modo de gafas) en su teléfono Android habrá comprobado que lo que hace poco parecía ficción, empieza a ser una realidad.

El futuro del sector se muestra por tanto apasionante en todos sus frentes.

-Y para terminar la más difícil de todas. ¿Os atrevéis a darle algún consejo a futuros emprendedores?

Sólo uno: que se atrevan. La incógnita del qué podría haber sido siempre pesa más que los propios errores cometidos. Y además, de un error siempre se extrae un aprendizaje.

No todo el mundo siente la inquietud de emprender, pero todo aquel que haya sentido alguna vez el gusanillo, debería intentarlo y quitarse esa incertidumbre.

Nosotros no sabemos a dónde conseguiremos llegar, pero os aseguramos que sólo recorrer el camino ya merece la pena.

 logo

 

Minientrada

Cambiar el mundo a través de uno mismo

happiness_bulldogdrummond

Cambiar el mundo. Hermosa frase, ¿verdad?. Yo me pregunto: ¿qué significa cambiar el mundo? Y más importante, ¿para qué queremos cambiar el mundo? Nos encontramos en nuestra sociedad con una horda de ciudadanos inmersos en una crisis existencial; seres humanos que por más que miran a su alrededor no acaban de encontrar lo necesario para sentirse a gusto, en paz. Como respuesta, muchos nos embarcamos en proyectos de voluntariado tratando de llenar nuestro propio vacío interior mediante la acción solidaria en el exterior.

Lo más inmediato entonces para resolver este conflicto interior es pensar ¿qué falla en mi mundo exterior? Así, con las respuestas a esta pregunta y dependiendo de nuestras creencias y valores, actuamos ahí fuera tratando siempre de cambiar las cosas y así sentirnos mejor en nuestro interior.

Te propongo otro planteamiento: ¿qué pasaría si fuésemos nosotros los que primero tenemos que ser felices para luego transformar el mundo? ¿No sería maravilloso levantarte por la mañana feliz”, sin necesidad de tener que hacer nada en concreto “ahí fuera”? La felicidad no parece que sea algo que se consiga haciendo esto o lo otro, sino más bien parece que es algo que tenemos o no tenemos. O más bien, algo que decidimos tener o no tener. Piensa en la felicidad como la manera de encontrar tu camino interior, tu misión en el mundo y el sentido último de esa misión; ese camino será maravilloso y una vez comiences a caminar, serás imparable, serás feliz. Esa felicidad es la que transformará el mundo en cada acción, cada interacción, cada contacto que tengas con el mundo exterior. Piensa una cosa, ¿qué gente tiene más impacto en tu vida? ¿Aquellos que viven amargados o quejándose incesantemente, o aquellos que consiguen siempre sacar lo mejor de cada situación y reponerse ante las adversidades? Tras contestarte a esta última pregunta, dime ¿qué imagen quieres tú proyectar a los demás?

Sonríe, lee, sé amable, desarróllate, apúntate ese curso que tanto te gusta, aprende ese idioma que siempre quisiste, desarrolla esa idea, viaja, camina, haz deporte, ama, realízate, encuentra tu propósito en esta existencia física, ¿se te ocurren más cosas que puedas hacer para encontrarte a ti mismo? Dicen por ahí que la felicidad es el arte de encontrar tu camino con lo que tienes disponible; si basas tu felicidad en la consecución de algo externo material, al final siempre aparecerá algo externo que anhelarás con más ímpetu, postergando pues la felicidad de manera que siempre la veamos como un horizonte inalcanzable. La felicidad también es anhelar algo sabiendo muy bien para qué lo quieres conseguir (sentido de tu misión en el mundo); el  Dr. Wayne W. Dyer lo llama “ambición con significado”.

Te invito a pensar que la verdadera esencia del cambio de paradigma en esta sociedad está en cada uno de nosotros como individuos. No se puede cambiar el mundo viviendo una vida que no quieres vivir. No se puede cambiar el mundo huyendo de la vida que estás viviendo. No se puede cambiar el mundo amargándote en un trabajo que no quieres hacer. No se puede cambiar el mundo sacrificándote constantemente. No se puede cambiar el mundo si te crees eso de que “esto es lo que hay”. No se puede cambiar el mundo si necesitas vacaciones para descansar de tu propia vida. No puedes cambiar el mundo si en definitiva no vives en completa coherencia. Claro, ¡es que tú eres parte del mundo!

Hay un cuento maravilloso que me viene a la mente en este momento. Resulta que había una vez un científico muy sabio que estaba en su laboratorio tratando de encontrar la fórmula para arreglar el mundo; en esto apareció su hija de 5 años: “—Papá, ¿juegas conmigo? “—No hija —respondió el padre.” “—Va papi, venga, juega un rato conmigo.”  “—No, ¿no ves que estoy tratando de encontrar la fórmula para hacer un mundo mejor?.” Como la hija no cejaba en su empeño, el científico sabio decidió coger una revista, arrancar una hoja y romperla en mil pedazos. Le dijo a su hija: “—Hija, ahí tienes un puzzle, para que juegues un rato, tienes que recomponer un mapa del planeta Tierra.” El padre estaba tranquilo ya que su hija era demasiado pequeña como para saber dónde estaba cada continente, así que volvió tranquilo a su trabajo convencido de que su hija sería incapaz de recomponer el mapa del mundo. Al cabo de 10 minutos la niña dijo “—Papá, ¡ya está!” El científico no daba crédito, “—Pero hija, ¿cómo lo has hecho?”, “—Muy fácil—dijo la pequeña—, mientras rompías la foto del mundo me di cuenta que por el otro lado de la hoja había un hombre, y yo sí sé como es un hombre, así que lo que hice fue arreglar al hombre y, al arreglar al hombre, también arreglé al mundo.”

¿Quieres cambiar el mundo? Primero cámbiate a ti mismo. Haz que cada día cuente.

Te cuento otro secreto: la felicidad es contagiosa; si quieres un mundo más feliz, empieza por irradiar esa felicidad tú mismo. La magia hará el resto.

ivan-ojanguren

Este artículo ha sido escrito por Iván Ojanguren, coach de la vida, uno de nuestros coworkers habituales 🙂

Si quieres saber más sobre Iván puede visitar su página web: www.ivanojanguren.com o echarle un vistazo a sus redes sociales, Facebook o LinkedIn

Minientrada

Salario emocional y empleados felices

La llegada de las nuevas generaciones al mercado laboral ha traído consigo numerosos cambios en la forma de operar de las empresas. Entre ellos, hoy queremos destacar una tendencia al alza: El salario emocional.

El salario emocional incluye todos aquellos incentivos de carácter no monetario que tu empresa puede ofrecer a tus trabajadores además de su sueldo habitual. El objetivo detrás de esta tendencia es conseguir que el trabajo llene las expectativas de aquellos trabajadores que valoran de forma notable aspectos como la flexibilidad de horarios o su crecimiento profesional. 

reyes_magos-reforma_laboral_trabajo_vida-familiar_milagro

Hoy en día la productividad ya no se puede medir solo por el número de horas que dedica un trabajador a su empresa. Se incorpora al sistema el trabajo por objetivos que permite una gestión mucho más efectiva del tiempo facilitando así la conciliación de la vida familiar y laboral, y generando en el trabajador un sentimiento de motivación que hace que se sienta más feliz en su puesto de trabajo.

Y recuerda que, trabajadores más contentos implican menor rotación, con la consecuente reducción en gastos de personal, así como una disminución en los niveles de absentismo y un plus de productividad.

Fotolia_8650520_XS

Algunos ejemplos destacados de formas de salario emocional que puedes aplicar a tu pequeña empresa son:

·Conciliación de la vida personal y profesional, con horarios flexibles, enfoque a objetivos y sobre todo una visión más humana de las necesidades puntuales de los trabajadores.

·Formación por parte de la empresa, como herramienta para ayudar al trabajador a desarrollar sus habilidades que revertirá en nosotros en forma de mejor desempeño y motivación extra.

·Promoción interna, ofrecer al trabajador la oportunidad de demostrar su capacidad para asumir una mayor responsabilidad de forma que pueda ver un futuro dentro de nuestra empresa.

·Participación en la toma de decisiones, fomentando la llegada de propuestas y la toma de iniciativa. El talento suele estar deseando salir a la superficie y es tu responsabilidad darle facilidades para ello.

En definitiva, el salario emocional es una herramienta que puede ayudar a PYMEs con recursos limitados a competir con grandes empresas en la captación (o retención) de talento.

 

Minientrada

Branding: Emprender con una marca sólida

Cualquier emprendedor que inicie su aventura se va a encontrar con una misma necesidad: Crear su marca.

En la mayoría de los casos, por desgracia, no hablamos de grandes proyectos con presupuestos amplios que puedan invertir cifras astronómicas en branding. ¡Pero que no cunda el pánico! Desarrollar una marca sólida es más una cuestión de voluntad que de grandes presupuestos y es posible realizar un buen trabajo sin tener que asaltar la caja.

Commercial Planning Marketing Brand Concept

Vamos a ver algunos consejos generales que te pueden ayudar a poner en marcha tu marca con garantías:

·Descubre tu valor

La construcción de una marca debe empezar siempre con un vistazo hacia el interior de la empresa.

Define con claridad tu foco de negocio ¿Quién eres? ¿A qué te dedicas? ¿Cuáles son tus objetivos de negocio? ¿Qué valor aportas al mercado? Responder a estas preguntas puede parecer algo muy básico, pero si no eres capaz de saber con exactitud qué es lo que haces difícilmente podrás llegar a transmitírselo a tu público.

Algunos de los principales problemas que trae consigo la creación de una nueva marca surgen cuando no definimos correctamente la realidad que hay detrás de ella.

·Define tu público objetivo

Y no, no vale eso de “yo le vendo a todo el mundo”.

Conocer a tu cliente, saber dónde encontrarle, cómo conectar con él, qué necesidades tiene y cómo puedes satisfacerlas, son requisitos esenciales para poder optimizar tus recursos (y dejar de matar moscas a cañonazos). Cuanta más información tengas, más fácil te resultará orientar tu comunicación hacia el sitio correcto.

Para desarrollar el perfil de tu público objetivo evita descripciones genéricas, intenta pensar en una persona concreta, ponle nombre y habla de ella y de su estilo de vida. Aporta detalles, no solo información curricular.

que-es-branding-700x467 (1)

¿Te suena?

·Ten personalidad

Bueno, que la tenga tu marca. Plantéate qué quieres transmitir, que experiencia quieres que tenga el usuario cuando interactúe contigo.

Parte importante de esto será lo que los angloparlantes llaman look & feel. La identidad visual, la forma en la que la marca proyecta su personalidad a través del uso de formas y colores en su imagen.

Y no te dejes llevar por las modas. Piensa a largo plazo y recuerda que necesitas ser diferente si quieres destacar. No tengas miedo a posicionar tu marca y opinar, nunca lograrás contentar a todo el mundo así que céntrate en conectar con tu público.

·Se coherente

Toda tu marca tiene que desprender el mismo aroma.

Ahora que tienes definidos todos esos puntos tienes que tener muy claro que toda tu comunicación debe seguir siempre la misma linea. La idea es que el mercado pueda identificar nuestra marca con facilidad sea cual sea la situación.

Y cuando digo todo, es todo: web, redes sociales, tarjetas, papelería, packaging, emails, punto de venta… Todo debe ser coherente y mantener tanto tu marca como los valores que busca transmitir en la mente del consumidor.

http://www.paredro.com/10-creativos-ejemplos-de-branding-con-diseno-original/

·¡Mide! 

Medir los resultados de tu estrategia de marca es la única forma de comprobar si esta está funcionando o no.

Si los resultados no son los adecuados tal vez necesites volver a analizar los puntos anteriores. Es posible que los valores que intentas transmitir con tu marca no estén en consonancia con lo que tu público objetivo desea percibir, o puede que simplemente no hayas acertado con la elección de tu identidad visual. En cualquier caso, la única forma de enderezar el rumbo es descubrir estos problemas a tiempo y tomar medidas para solucionarlos.

Y aprovéchate de las facilidades que te ofrece la tecnología. Tienes a tu disposición excelentes herramientas para recopilar información que te permita tomar decisiones con fundamento.

¡Esperamos haberte servido de ayuda!

 

Minientrada

Conversaciones efectivas, Networking exitoso

Los eventos de Networking son una oportunidad única para conocer gente y ampliar tu red de contactos, pero… ¿Están siendo efectivas tus conversaciones?

14154227507_8cb318a166_z.jpg

Te encuentras en una sala llena de gente, te toca iniciar conversaciones con desconocidos y además necesitas crear el impacto suficiente durante la misma como para que tu idea y tú seáis recordados. Aquí te damos algunos consejos que te pueden ayudar a salir triunfante del próximo Networking al que acudas (Nuestro Stop&Go de Febrero, por ejemplo :P).

Investiga

Intenta obtener toda la información que puedas antes de acudir al evento. Preocúpate de conocer a las personas con las que te vas a encontrar, especialmente aficiones compartidas, contactos en común o cualquier herramientas que te permita establecer una conexión. Aprovecha también para marcarte “objetivos prioritarios”, tener claro con quien te interesa hablar te ayudará a no perderte en la inmensidad del evento.

Ofrece tu mano y di tu nombre con calma

Un apretón de manos dice mucho de ti y dirá mucho de tu interlocutor. Que sea firme y seguro, procura mirar siempre a los ojos y ofrecer tu mejor sonrisa. Si muestras una actitud abierta ante la conversación la otra persona se verá inclinada a hacer lo mismo.

Además ofrece tu nombre con calma, establece pausas antes de los apellidos y esfuérzate en conseguir una dicción clara. Piensa que cada contacto que haces puede convertirse en un nexo de unión con otras personas durante el propio evento y te conviene que recuerden tu nombre.

Young_Chamber_Networking_Function

Muestra interés

Ofrece siempre antes de pedir y muestra interés (sincero a ser posible) por las aficiones de tu interlocutor, por su negocio o sus opiniones. Recuerda su nombre y úsalo con frecuencia, eso enfatizará vuestra conexión y mantendrá su atención centrada en la conversación.

Haz las preguntas adecuadas, tanto para motivar el interés de tu interlocutor como para conducir la conversación en la dirección que quieres.

Se conciso y estructura tu discurso

Te van a preguntar a qué te dedicas, y no hay nada que proyecte menos confianza que no responder con claridad a esa pregunta.

Asegúrate de llevar un “discurso” que esté bien estructurado y sea fácil de seguir. Procura además que sea conciso, es un Networking, no un espectáculo de monólogos. Un pitch breve que no deje a nadie fuera de la conversación.

Y ya que estamos, no limites la conversación a los aspectos técnicos de tu negocio. Introduce un componente emocional y deja ver lo mucho que te apasiona tu proyecto.

Practica, practica y vuelve a practicar

¿Te he dicho ya que practiques?

Cuando se trata de Networking la inspiración es importante, el entorno, la situación, el momento… Pero ninguno de esos factores va a depender exclusivamente de ti, así que preocúpate de la parte que te toca y practica tu “discurso”, tanto en casa delante de un espejo como acudiendo a multitud de eventos. ¡La práctica hace al maestro!

Y para terminar, recuerda que el evento es solo la primera aproximación, si la conversación ha salido bien y consideras interesante fomentar esa nueva relación profesional no te cortes a la hora de volver a contactar.

Minientrada

Los 4 mayores miedos que tendrás que afrontar antes de emprender

Solitude-1024x682

El camino hacia la emprendeduría es un camino hacia la libertad. La capacidad para gestionar tus propios horarios y la posibilidad de recibir una compensación económica directamente relacionada con el trabajo que realizas, no tienen precio. Pero si la vida de un emprendedor fuera un cuento de hadas, habría cola en el registro de empresas, ¿no?

Dar el paso de empezar tu propio negocio no es fácil, un emprendedor tiene que afrontar importantes desafíos antes de poder tomar una decisión que cambie su vida. Estos son algunos de los miedos más comunes a los que nos enfrentamos a la hora de empezar un negocio:

pasion-miedo

  1. Miedo al fracaso

    Un emprendedor pone de su parte todo lo que tiene para empezar un negocio, sus sueños, sus ahorros… ¿Imaginas lo doloroso que puede resultar ver como todo desaparece?

    Necesitamos valorar los fracasos del pasado como herramientas que nos enseñan a no cometer los mismos errores y redefinir nuestro concepto de “éxito” para decidir si nuestra situación actual es aquello a lo que aspiramos o si por el contrario mantenernos inmóviles es la verdadera forma de fracasar.

  2. Miedo al ¿Qué dirán?

    El miedo al rechazo y al ridículo son una realidad muy arraigada en nuestro entorno. A menudo tendemos a preocuparnos en exceso por la opinión ajena y dejamos que ese miedo se convierta en una losa que nos impide avanzar.

    Aceptar que siempre habrá alguien dispuesto a poner el dedo en la llaga es el primer paso para comprender que no todo el mundo está preparado para el desafío de emprender y que, a menudo, esa incapacidad encuentra salida al exterior en forma de crítica poco constructiva.

  3. Miedo a no llegar a fin de mes

    Es realmente cómodo saber cuanto dinero recibirás a final de mes y saber que ese dinero llegará de forma segura a tu cuenta corriente. Los ingresos de un emprendedor tienden a ser “ligeramente” erráticos y esa falta de consistencia puede poner de los nervios a cualquiera.

    Siento tener que decírtelo pero en el clima actual la “seguridad laboral” es a ratos el privilegio de unos pocos y a ratos un fantasma del pasado. Esta es una realidad que, desgraciadamente, podemos ver cada día. Establece un plan estratégico, planifica tu calendario y realiza previsiones de cuantos ingresos esperas tener cada mes; de esta forma podrás mantener cierto grado de seguridad en tu cuenta corriente.

  4. Miedo a tener éxito

    Suena raro, ¿no? El miedo a triunfar es muy real. Se trata de una forma de miedo al cambio, a la novedad, y alcanza su cota máxima en forma de “auto-sabotaje”.

    No te equivoques, emprender supone un gran cambio (uno enorme) en tu vida, pero de eso se trata. Los cambios llegarán a ti antes o después, lo que marcará la diferencia será tu capacidad para aceptarlo de buen grado y sacar provecho de él, o no.

    “Recuerda, hoy es el mañana acerca del cual te preocupabas ayer.” – Dale Carnegie

No se con que miedos tendrás que lidiar en tu camino hacia la libertad laboral, tal vez te encuentres con alguno de los citados o tal vez aparezcan otros totalmente inesperados, pero recuerda que cualquier miedo puede ser afrontado y que está en tu mano evitar que te impidan lograr grandes éxitos.