Minientrada

¿Sabes explicar a lo que te dedicas?

¿Sabes explicar a lo que te dedicas?

blog_taludEria_1

¿Qué es lo que contestas cuando alguien te pregunta a qué te dedicas? Lo que me encuentro por lo general es que la persona preguntada me espeta su profesión, fría, técnica: “soy coach ejecutivo, “soy front-end developer” o “soy experto en comercio exterior”; otra opción es que me digan sus estudios: “soy ingeniero de telecomunicaciones”, o “soy economista”. Después de escuchar esto lo cierto es que se me quitan las ganas de seguir indagando para realmente saber qué es lo que esa persona puede hacer por mí en particular o por el mundo en general.

La idea que quiero compartir contigo hoy es que si quieres sentar las bases para que alguien se interese por lo que puedes aportarle, tienes que ser capaz de contar a qué te dedicas de una forma clara, concisa y sencilla; tiene que quedar muy claro por qué haces lo que haces, qué problema resuelves, cómo lo resuelves y qué beneficios existen en tu solución.

Decir solamente tu profesión o tus estudios es del siglo pasado; en esta era del conocimiento ya no tiene tanto mérito acumular títulos como el hecho de ser capaz de aplicar esos conocimientos adquiridos de manera única (la tuya) para mejorar la vida de las personas. Esta idea se plasma en el concepto anglosajón elevator pitch, o dicho de otro modo, tienes que ser capaz de contarle a alguien a lo que te dedicas en lo que dura un trayecto de ascensor. ¿Te interesa?

Mira, estamos en la era de los solucionadores de problemas, no en la era de los títulos infinitos en un curriculum; es más, algunos autores ya hablan de la muerte del curriculum vitae como tal.  Esto no quiere decir que en un momento dado tenga sentido respaldar tu discurso con una buena formación o listando tu paso por una serie de empresas, claro; eso sí, te animo a que no sea el foco de tu discurso ya que no todo el mundo valorará ese Máster en esa universidad tan buena o que hayas trabajado para esta u otra empresa; lo que sí que podrá valorar es cómo realmente aportas valor al mundo cuando se lo expliques.

Te paso a continuación unas sencillas pautas para que construyas el mensaje que quieras dar cuando alguien te pregunte: “oye, ¿a qué te dedicas?

  1. Mensaje conciso: 30 segundos es perfecto. Si se va a más de 30 segundos realmente tiene que merecer la pena. Nunca más de 1 minuto o correrás el riesgo de aburrir a la persona que te está escuchando o leyendo. La idea es dar la información básica de modo que si la otra persona está interesada en algo te pueda preguntar después de tu intervención.
  1. Usa un lenguaje sencillo: huye de la jerga de tu sector. Tal vez sea muy moderno y cool y pienses que quedas muy bien al usar palabras como branding, coaching, consultoría estratégica o coordinador artístico para definir tu profesión pero, amigx, el resto de los mortales necesitamos que nos lo expliques en un lenguaje que podamos entender. Por ejemplo, con los ejemplos anteriores puedes decir: “te ayudo a construir o cambiar la marca e imagen de tu negocio”, “acompaño a las personas en la consecución de sus objetivos personales”, “sé mucho de optimización de procesos de trabajo en sanidad y te puedo ayudar a ahorrar costes”, o “coordino la contratación y acogida de los artistas que participan en cualquier tipo de evento cultural”, respectivamente.
  1. Qué problema resuelves y qué solución aportas: es decir, qué necesidad has encontrado en el mundo y de qué manera pones tus talentos para paliar dicha necesidad. Acuérdate de que tienes que usar palabras sencillas. Nada de “los centros de atención secundaria no tienen experiencia global para hacer reingenierías de procesos y yo cubro esta necesidad con mi expertise”; sería más bien algo así como: “muchos hospitales fallan a la hora de optimizar su trabajo con los pacientes; yo aporto mi experiencia para que puedan sacar el mayor rendimiento a su capital humano y tecnológico”.
  1. Cuáles son los beneficios de tu solución: este apartado es importante: ¿qué resultados se derivan de tu acción en el mundo? Este será el motivo último por el cual alguien querrá contar con tu colaboración. En el ejemplo anterior podríamos decir: “tras mi análisis, el hospital podrá poner en práctica nuevas formas de trabajo que disminuirán los tiempos de espera del paciente y también los costes derivados de dicha atención sanitaria”.
  1. Por qué te dedicas a lo que te dedicas: hoy en día este punto cada vez es más importante ya que aporta personalidad, carisma y humanidad a lo que haces ¿Qué hay detrás de lo que haces? ¿Responde a un fin personal más grande que el hecho de hacer lo que haces? Esto es tan sencillo como poner en un par de frases tu visión del mundo ideal que deseas para ti y para el resto de la humanidad. A las personas cada vez nos interesa trabajar más con gente afín a nuestras ideas y principios. El motor de tu corazón para que hagas lo que estés haciendo es cada vez más importante para las personas que decidan colaborar contigo. Si sólo deseas el dinero de la otra parte cada vez te costará más y más llegar a la gente y abrirte camino.

Veamos un ejemplo práctico de alguien que explica así a lo que se dedica, ¿cuál de las dos opciones te gustaría que te contasen?

  1. Licenciado y experto en temas de Comunicación y Habilidades Negociadoras. Desde 1986 es profesor adjunto del profesor JorgePérez en PÉREZ FORMACIÓN, especializándose en temas de comunicación oral y escrita, uso profesional del Teléfono, en habilidades de negociación y venta persuasiva. Imparte cursos y acciones de consultoría tanto a nivel nacional como en diversos países de Asia (Filipinas, Malasia, Tailandia y Bali).Actualmente compagina su acción deformador para empresas con la impartición de la asignatura de “Hombre, Familia y Ventas” en la Escuela de Antropología del Ser Humano en la Universidad Selva Amazónica.
  1. Vivimos en un mundo donde al mismo tiempo que nos conectamos con personas de otros continentes a través de herramientas como internet, cada vez estamos más desconectados en las distancias cortas. Enseño a las personas a expresarse mejor en distintos contextos profesionales (negociación, ventas, atención al cliente, etc) y personales (pareja, familia, etc), teniendo muy en cuenta siempre el marco social y cultural en el que se encuentra la persona con la que trabajo. Actualmente llevo esto a cabo a través de la formación y también hago estudios a medida si alguna empresa lo requiere para mejorar así algún aspecto comunicativo dentro de la organización. Los resultados son claros: mejora de la confianza de las personas, mejores relaciones personales y profesionales y, a medio plazo, mejora en los beneficios de tu empresa. Saber que utilizo mi don natural para la comunicación y saber ayudo a las personas y organizaciones hace que cada día tenga sentido.

Piensa que el fin último de una actividad profesional es estar al servicio de la gente aportando valor, de un modo u otro; esto significa que la gente tiene que comprenderte y si no saben en qué les puedes ayudar o les aburres, difícilmente podrás aportarles valor. Difícilmente podrás iniciar colaboraciones. Difícilmente te podrán recomendar. Difícilmente te ganarás la vida haciendo lo que haces.

Ahora, dime: ¿a qué te dedicas?

ivan-ojanguren

Este artículo ha sido escrito por Iván Ojanguren, coach de la vida, uno de nuestros coworkers habituales🙂

Si quieres saber más sobre Iván puede visitar su página web: www.ivanojanguren.com o echarle un vistazo a sus redes sociales, Facebook o LinkedIn

Imagen1
Minientrada

Palabra de Coworker. Triskel App

En nuestra sección Palabra de Coworker de este mes hablamos con Julio Berzal, que nos hablará de su proyecto Triskel Apps y de su experiencia como uno de los primeros coworker del Talud de la Ería.

foto_currando_logo

-¿Puedes definir tu proyecto en unas líneas?

En muy pocas palabras: hago aplicaciones de Android. Trabajo como freelance (autónomo) normalmente con startups, colaboradores y pequeñas empresas tecnológicas que externalizan la parte del desarrollo en plataformas móviles en sus proyectos.

Trabajo siempre en equipos (cambiantes) ya que una aplicación móvil no es solamente la app que maneja el usuario. Tiene mucho trabajo detrás (servidores en la nube, bases de datos, diseño gráfico…) que hacen que el sistema funcione bien y cada cual se encarga de su parte.

-¿Cómo vive un emprendedor? ¿Qué tal el día a día?

De alguna manera, se tiene asumido un estilo de vida diferente.

Para un freelance, la estabilidad ya no existe “por contrato”, si no que se adquiere al ir formando tu red de contactos, clientes, colaboradores y también con un aprendizaje y experiencia continuos que aumentarán la calidad de tu servicio y tendrás cada vez mas facilidad para acceder a nuevos trabajos.

Requiere agudizar algunas habilidades no muy “fomentadas” hasta ahora, como la auto-organización de tu trabajo (horarios, lugares, trato con clientes, nuevos conocimientos…), marketing y reputación (redes sociales, portfolio de trabajos actualizado, contribuciones en foros y plataformas de código abierto como GitHub…), capacidad de autoaprendizaje, habilidades sociales como hablar en público y algunas otras.

Es también muy común dedicar cierto tiempo a enterarte y asistir a eventos que te interesan: Cursos, talleres, actividades de networking o incluso con los conocimientos interesantes que vas adquiriendo, ¡hacer tu mismo la actividad!

Existe también una mezcla entre tu vida personal y laboral. Según como se lleve esto, puede ser un inconveniente o una ventaja. Casi seguro que vas a tener que trabajar algún fin de semana, festivos o por la noche si la urgencia de las tareas lo requieren, pero por otra parte tienes más libertad para realizar tareas domesticas, recados, trámites, eventos, etc. en horario laboral y facilidad para coger días libres o, si no puedes coger vacaciones 100%, compaginar ocio y trabajo pero en el lugar de vacaciones.

Es verdad que hoy en día con el desarrollo de Internet existen más oportunidades para emprender. En mi caso, una persona sola se puede gestionar el desarrollo, publicación y comercialización de aplicaciones, puede adquirir conocimientos y hacer su publicidad con una inversión económica muy pequeña (aunque grande en tiempo y esfuerzo).

Pero según lo veo yo, se está sobredimensionando muchísimo el optimismo en esta “moda emprendedora”. Por supuesto que hay que ser optimista pero también tener una mirada crítica y cuestionar toda la información que nos llega desde los medios de comunicación, concursos de ideas, programas de emprendimiento organizados por grandes empresas, etc. para ser realistas antes de empezar cualquier aventura. En este mundillo se ve y experimenta tanto ilusión y creatividad como frustración.

También, en mi opinión, existe ahora mismo un desequilibrio importante entre las expectativas  y exceso de ilusión que se están creando, las capacidades y conocimientos que tenemos en el momento de emprender (se van adquiriendo sobre la marcha pero daría más probabilidades de éxito tener una base sobre contabilidad, dirección de empresas, marketing, conocimientos técnicos…) y marco legal. El gran obstáculo que veo ahora mismo es la cuota de autónomos. En la mayoría de países europeos ya existe la cuota progresiva (pagas tu cuota en función de lo que ingreses), y espero que en España este año por fin se haga.

-Fuiste de los primeros en unirte a la familia del Talud ¿Qué tal la experiencia?¿Te aportó algo este coworking?

¡Si! concretamente el coworker número 13. Número que me ha dado mucha suerte😉

El Talud para mí fue un elemento clave dentro de mi trayectoria, junto con el semillero de empresas de Valnalón. Llevaba dos años desde que decidí lanzarme con esto en casa formándome, experimentando y buscando y trabajando en los primeros proyectos (alguno de ellos propio), y el Talud abrió en un momento en el que yo ya tenía cierta base y necesitaba “abrirme al mundo”.

A través de Valnalón, donde estaba haciendo el plan de empresa, me enteré del evento de networking Emplea-t 4×4, que organizaba Cynthia. ¡Aquello ya fue un subidón! Presentarme frente a más de 200 personas, una pequeña entrevista en la televisión local, unas cuantas personas interesadas en mi actividad y algunas con las que fui yo a hablar, y lo más importante: Que me animara Cynthia a conocer el Talud, que por aquel entonces no sabía yo muy bien de lo que iba esto del coworking…

Desde entonces he estado yendo habitualmente a trabajar allí. Era realmente un chute de ánimo el salir de casa, moverse en bici hasta el Talud, currar allí y a la vez ir conociendo gente con la que compartir penas, alegrías y consejos, asistir a los talleres de formación y networking que se organizaban, y demás sensaciones que ya no se pueden describir con palabras🙂

De alguna manera se sentía una gran inspiración al lado de esa pared de roca húmeda y la ilusión de las dinamizadoras: Bego y Pablo cuando yo entré y luego Eli.

-Tras pasar un tiempo en nuestra cueva te has ido a la gran ciudad ¿Qué tal van las cosas por allí? ¿Cómo se lleva el cambio? ¿Nos echas un poco de menos?

¡Realmente yo soy de la gran ciudad! O más bien de un pueblo pequeño al lado de la gran ciudad.

Por “locuras” de la vida pasé tres años emocionantes en Oviedo. Luego volví y me instalé en la ciudad donde estudié la carrera y he pasado mucho tiempo: Alcalá de Henares. Aquí la vida también es bastante intensa, a parte de mi actividad me embarqué en varios proyectos colectivos: un grupo de consumo ecológico, co-organización de un videoforum, el desarrollo de una moneda local en Alcalá y un  espacio de coworking!

Cada uno de estos proyectos, incluido Triskel Apps, aporta y refuerza habilidades y conocimientos que benefician al resto. Aquí el reto es compaginar bien para dedicar tiempo a todo.

Y sí que en cierta manera echo de menos la vida en Asturias. El verde por todos lados, la huerta que teníamos por allí, la comida y las sidras, el Talud y los coworkers, los buenos amigos y las rutas que hacíamos por la montaña, el tener cerca una infinidad de playas preciosas… Aunque realmente no me da tiempo a echaros mucho de menos porque estoy subiendo a Oviedo cada 3-4 meses. Me sigo sintiendo muy conectado a Asturias y me encanta perderme unos cuantos días por allí cada poco😉

-¿Qué objetivos tienes para Triskel Apps en el futuro?

Un objetivo continuo es seguir formándome y estando al día de las novedades. Seguir mejorando mis técnicas de programación de forma que aporten más calidad y valor mis trabajos (rendimiento, estabilidad, mantenibilidad, experiencia de usuario, etc) y también aprender nuevos lenguajes y plataformas, por ejemplo para crear backends (desarrollo en la nube) para las apps.

En la parte laboral no tengo como objetivo crecer como empresa sino como profesional. Aumentar los colaboradores y la confianza y profesionalidad con ellos. También en buena relación con los clientes y que haya entendimiento y beneficio mutuo (win/win) con ellos.

Una de las grandes razones que tuve para emprender fue el descontento con la situación laboral, tanto la falta de trabajo como la mala calidad de éste (en general) y puesto que vamos a pasar buena parte de la vida trabajando, mejor que sea en buenas condiciones, y siento que puedo hacer mucho más en este sentido estando por libre.

Un objetivo concreto a corto plazo es rediseñar una de las primeras apps que hice de producción propia: la Lista de Temporada. Una app para hacer listas de la compra rápidamente (guarda y ordena tus preferencias) y con información de alimentos de temporada. Después de cuatro años de que la hiciera toca hacerle un rediseño gráfico e interno del código con todas las cosas aprendidas.

Quizá en algún momento me embarque como socio dentro de una startup, pero de momento seguiré como freelance compaginando lo mejor posible todos mis proyectos y tareas y buscando algo más de estabilidad económica xD.

-Y para terminar te toca, como a todo el mundo, dar algún consejo a futuros emprendedores 

  • El principal consejo que daría es hacerse conscientes de que todo lleva su tiempo y esfuerzo. Y en esto del emprendimiento solemos ser muchísimo más optimistas con el tiempo de lo que luego realmente es. Siempre cometeremos este fallo pero por lo menos que el “error de cálculo” no sea muy grande.

  • Siempre cuestionar y contrastar la información que nos llegue para no crearnos falsas esperanzas o expectativas. Esto no significa desanimarse y no dar el paso si no al contrario. Conocer cuantas más experiencias y analizarse internamente hará que si te lanzas sea mucho más seguro y con más posibilidades que si se hace a ciegas.
    También contrastar información sobre los modelos de negocio. No hay solamente una forma de hacer las cosas, aunque sea la predominante, y estamos viviendo tiempos de cambio que se caracterizan por la colaboración, conocimiento abierto, autogestión, foco en el cliente/usuario, orientación al bien común, etc.

  • Dentro de la montaña de tareas que tenemos por hacer, conviene tomarse de vez en cuando un tiempo para pararse y ver las cosas “desde fuera”. Esto ayuda a identificar lo realmente importante, focalizarse en ello y de esta manera hacer más eficiente y llevadero nuestro trabajo.

  • Al principio de la aventura no estés demasiado tiempo encerrado en casa. El justo para hacer tus investigaciones, experimentos y asentar las ideas. Luego entérate y participa en eventos y talleres, reuniones de grupos (asociaciones, de Meetup, etc), cuida tu presencia online y sobre todo, siempre que puedas ¡trabaja en un espacio de Coworking! Es mucho más inspirador y se producen de forma natural sinergias y ayuda mutua que te ayudarán a avanzar mejor con tu proyecto.

 

 

logo_transp

Minientrada

5 pasos para preparar una conversación

¿Quién no ha tenido que decirle algo incómodo o importante a alguien alguna vez? Puede tratarse de pedirle algo a tu jefe (un aumento, un cambio de proyecto),  un favor a un amigo, o tal vez sientes que se ha enfriado la relación con alguna persona que aprecias y te gustaría retomarla. En definitiva, ¿quién no tiene una conversación pendiente con alguien?

Bien, teniendo en cuenta que controlar la reacción de los demás es ciencia ficción apta sólo para superhéroes de cómic (véase Profesor Xavier de los X-men), los siguientes pasos que  propongo te ayudarána crear la autoconfianza previa y el clima necesario durante la conversación para que nuestro mensaje sea lo más limpio que podamos, ayudando pues a obtener la mejor reacción posible por parte de la persona con la que estamos hablando. ¿Te interesa?

conversation2

Preparando el mensaje: EL FONDO (CONTENIDO)

Para preparar el contenido del mensaje (lo que quieres expresar) tendrás que pensar qué quieres decir, el orden en el que lo quieres decir y cómo lo quieres decir; del mismo modo, te invito a que también anotes qué posibles reacciones o respuestas podría tener la otra persona. Para realizar esto te propongo un juego en el que asumirás en tu propia piel tres roles distintos:

Yo: en la primera fase del juego tú tendrás que hacer de ti mismo. Fácil, ¿no?

La otra persona: en la segunda fase tendrás que ponerte en la piel de la persona con la que quieres hablar. Tú ya no serás tú, serás la otra persona. Pensarás como la otra persona. Sentirás lo que siente la otra persona. Esta visión te dará ideas sobre posibles reacciones de la otra parte durante la conversación.

Un observador: finalmente serás un oyente de la conversación. Es un personaje ficticio que os conoce muy bien y al mismo tiempo no tiene ningún vínculo emocional con ninguno de los dos. Su opinión es tremendamente limpia y te ayudará a hacer un análisis objetivo de lo que has experimentado siendo “yo” y “la otra persona”.

 

PASO 1: Ponte en la piel de las siguientes personas:

  1. Yo: ¿Qué es lo que quiero decirle a la otra persona? ¿Qué razones hacen que sea importante para mí? Anótalo en un papel y cuando termines tómate un vaso de agua.
  2. La otra persona: Tú lector, ya no eres tú, eres Él (o Ella). Ojo, no eres tú disfrazado, eres la otra persona, con su vida, sus preocupaciones, sus inquietudes… estás sintiendo lo que ella siente. Cuando hables, hazlo en primera persona. Venga, haz el esfuerzo, serán sólo unos minutos, no importa que la otra persona no te guste demasiado ¡el resultado de tu conversación depende de ello! Así, siendo la otra persona por unos instantes: ¿cómo te sentirías al escuchar lo que “Yo” está diciendo? ¿Cómo te afecta? ¿Qué consecuencias tiene para ti? ¿Qué le vas a contestar a “Yo” a cada una de las cuestiones que te está planteando? Anótalo en un papel y cuando termines asómate a la ventana: ¿qué tal hace?
  3. Observador: Ahora tú no eres tú, tampoco eres “la otra persona”. Eres un observador que os conoce muy bien y también conoce los detalles de esta conversación pero no tiene ningún vínculo emocional con ninguno de vosotros dos. ¿Qué te parece la conversación? ¿Qué opinas del discurso de “Yo”? ¿Y de la reacción de “la otra persona” a las preguntas de “Yo”? Anótalo en un papel y cuando termines cuenta los pasos que hay desde donde estás hasta la pared más cercana.

PASO 2: Escribe las ideas de lo que quieres transmitir. Con las anotaciones del punto anterior haz un boceto del mensaje que quieres dar. ¿Está todo lo que quieres decir? ¿El orden es el correcto? ¿Tienes preparadas respuestas a las dudas que te han surgido siendo “la otra persona”? ¿Te has guiado también por los consejos del “observador”?

PASO 3: preguntas  importantes que tienes que hacerte a ti mismo.

  1. ¿Qué es lo mejor que me puede pasar si se lo digo?Esta es tu fuente de motivación para hablar con esa persona; úsala para preparar la conversación a conciencia.
  2. ¿Qué es lo peor que me puede pasar si se lo digo? Esta pregunta te ayudará a establecer límites y líneas rojas en la conversación, tal vez no quieras forzar a partir de un punto determinado. También podrás relajarte si concluyes que no tienes mucho que perder. Ojo con ser catastrofistas aquí: recuerda que lo peor que te puede pasar si sales a la calle un día nublado es que te caiga un rayo (¿has dejado de salir a la calle en un día nublado?).
  3. ¿Qué es lo mejor que me puede pasar si no se lo digo? y ¿Qué es lo peor que me puede pasar si no se lo digo? Estas dos preguntas te dirán las consecuencias de no hablar con esa persona. Dependiendo de las respuestas a esta pregunta bien te podrás motivar para decírselo, bien te podrás replantear decírselo.

Preparando el mensaje: LA FORMA (CONTINENTE)

PASO 4: El “cómo” se dicen las cosas no es menos importante. Claro que no, de hecho, es lo que puede marcar la diferencia. Normalmente funciona muy bien empezar haciendo una introducción en la que dejas claro que tienes en cuenta la perspectiva de la otra persona, luego, tu mensaje puede empezar. Estate calmado (nunca pierdas la compostura), sé paciente, positivo, habla más de lo que sientes y menos (o nada) de lo que crees que la otra persona tiene que hacer (o dejar de hacer);  sé respetuoso y, sobre todo, sé compasivo; piensa que cada persona, aunque desaprobemos profundamente sus comportamientos, hace siempre lo mejor que puede en cada momento dado su conocimiento de la situación y sus propias circunstancias personales.

PASO 5: Escucha. Escuchar significa entender, no estarse callado esperando para poder hablar a continuación. Es imposible que nos entiendan y respeten si la otra persona no se siente escuchada, entendida y respetada… y cuando esto pasa, magia: la sinergia aparece. Como Stephen Covey solía decir: “Primero busca entender, después busca ser entendido”. Importante: entender a otra persona no significa que estés de acuerdo con ella; en mi experiencia he observado que al final no es tan importante tener razón como el hecho de que los demás entiendan el por qué de tu opinión o de tus acciones, independientemente de si los otros harían lo mismo o no.

Soy de los que piensan que tener esa conversación pendiente puede realmente cambiar tu vida. ¡Mucha suerte en tu próxima conversación!

ivan-ojanguren

Este artículo ha sido escrito por Iván Ojanguren, coach de la vida, uno de nuestros coworkers habituales🙂

Si quieres saber más sobre Iván puede visitar su página web: www.ivanojanguren.com o echarle un vistazo a sus redes sociales, Facebook o LinkedIn

Minientrada

Fomentando la cultura emprendedora desde la infancia

Los empresarios de futuro serán aquellos niños que a día de hoy reciban una educación que fomente su espíritu emprendedor, una habilidad que gana relevancia con la forma en la que evoluciona el mercado laboral.

Parece evidente que el sistema educativo actual no tiene capacidad para ofrecerle a los jóvenes una formación adecuada en esa linea, así que por nuestra parte seguiremos proponiendo actividades (Pequemprende) para fomentar la cultura emprendedora entre los más pequeños de la casa.

Rocket Biz

Y para ir entrando en materia vamos a plantear algunos tips que creemos pueden ayudaros a incentivar ese pensamiento emprendedor:

Que tomen decisiones: 

La base para aprender a tomar decisiones con confianza es un entrenamiento temprano. Cuando los niños crecen en un entorno en el que tienen la posibilidad de elegir acaban desarrollando habilidades muy útiles para emprender y para la vida adulta en general.

Hablamos, claro, de decisiones de bajo impacto, en la linea de elegir la camiseta que se pondrán ese día, y siempre marcando un número limitado de opciones, de forma que los niños no se sientan abrumados por el exceso de posibilidades. De esta forma, a medida que crezcan, irán asentando esta habilidad y podremos confiarles decisiones de mayor importancia.

young-entrepreneurs-south-africa

El fracaso como forma de aprendizaje:

Esta es una asignatura que muchos adultos tenemos pendientes aún. Como figuras influyentes en la mentalidad de los peques, tenemos que ser capaces de incentivar el proceso de aprendizaje: Intentar, fracasar, aprender y volver a intentar. Un ciclo que resulta ser vital para un emprendedor.

Para ello debemos darle la vuelta a una percepción negativa muy arraigada y establecer la crítica (y el fracaso) como una oportunidad de aprendizaje y mejora personal, de forma que el niño sea capaz de reconocer lo que ha salido mal y valorar que cosas puede cambiar para que la próxima vez salga mejor.

Solución creativa de problemas:

Se trata de un eje fundamental en el desarrollo del menor y nuestro trabajo es incentivar su pensamiento creativo para que sea capaz de identificar los problemas, pensar en diversas soluciones y ponderarlas para elegir la mejor de todas.

Así que cuando surge un problema, en lugar de darle solución inmediata, es recomendable realizar un brainstorming con el niño de forma que compartamos el proceso creativo y le preparemos para afrontar la solución de problemas en su vida cotidiana.

o-kids-imagination-facebook

 Y recordad, que fomentar la cultura emprendedora entre los más jóvenes, no solo les prepara para un mercado laboral cada vez más inestable, también les aporta habilidades que le serán útiles en todo su recorrido vital.

Imagen1
Minientrada

Palabra de Coworker. Singlutenismo

Para el Palabra de Coworker de este mes contamos con Dany Faccio, que nos hablará de su proyecto Singlutenismo y de su experiencia como coworker y como parte del programa YuzzOviedo

Singlutenismo.jpg

-Cuéntanos en unas líneas en qué consiste tu proyecto.

Mi proyecto base es Singlutenismo: una plataforma en la que reunir todo lo que una persona puede necesitar en su vida sin gluten. Aporto desde recetas y recomendaciones de productos hasta experiencias en restaurantes y de viajes, pasando por cuestiones de normativa, consejos para el día a día sin gluten e información general sobre la celiaquía. Además, pretende ser un punto de colaboración no sólo con empresas del sector, sino especialmente con las asociaciones de celíacos: al fin y al cabo, trabajamos todos con el mismo fin.

Además, hace un año y medio nació El Taller Sin Gluten, un grupo de trabajo cofundado con mi compañera Raquel, del blog Celiaquines, para impartir charlas, talleres y cursos de cocina sin gluten por toda España.

-¿Qué tal la vida como emprendedora? ¿Duele menos escuchar el despertador?

Lo que cuesta es acostarse. Desde que estudié arquitectura soy más un bicho nocturno, así que me lío a trabajar incluso después de cenar y me dan las tantas (como ahora, que son las 00:41, sin ir más lejos). Es cierto que no llegas a desconectar en ningún momento y cada cosa que pasa buscas cómo asociarla con el proyecto, aunque sólo sea sacarle una foto a la magdalena que te estás comiendo. De hecho, es contagioso: vivo con mi abuela y ella misma más de una vez me ha dicho “te he traído esto para tus fotos del blog”.

Eso sí: reconforta. No te cansas ni te aburres. Y si en algún momento necesitas desconectar, lo haces de manera natural, no mirando el reloj a ver si terminó tu jornada laboral o el calendario a ver cuándo es el próximo puente. Ser dueño de tu propio tiempo es algo que creo que se debería aplicar incluso trabajando por cuenta ajena. Seguro que todos seríamos mucho más felices.


-Además de llevar un tiempo por el Talud ahora eres parte del programa Yuzz ¿Contenta con la experiencia?

Estoy contenta especialmente porque está enmarcado dentro de Oviedo Emprende. Creo que los Yuzzers de Oviedo somos muy afortunados de la infraestructura que tenemos en el Talud, tanto en instalaciones como en personal y formación. Además, embarcarse con otros Yuzzers en esta aventura hace que cada paso sea menos incierto. Parece una tontería, pero tener alguien con quien comentar lo siguiente que tienes que hacer, relaja y mucho.


-¿Qué tal tu experiencia como coworker? ¿Hemos aportado algo a tu proyecto desde el Talud?

  Cada vez soy más consciente de lo bien que me hace el Talud. Y lo soy gracias a dos cosas en concreto:

  1. Cada vez que salgo de hablar con Jimeno, Roberto, Eli o con quien pille, me voy llena de dudas existenciales. Eso no puede ser más que bueno, me ha hecho crecer mucho y no dar tantos pasos en falso. Sócrates no era ningún tonto cuando hablaba de la importancia de la dialéctica.
  2. Más de una vez he salido de formaciones del Talud pensando “ojalá Raquel (mi compañera de El Taller Sin Gluten, que vive en Alicante) estuviera aquí; esto le vendría de perlas”.

-¿Qué esperas del futuro para ti y para tu proyecto?

Espero seguir aportando tanto o más que ahora a todo el mundo sin gluten. Hay mucho trabajo por hacer, mucha gente a la que ayudar y muchos palos que tocar. Espero que Singlutenismo pueda ir abarcando poco a poco cada aspecto con mayor entereza, porque tal y como está estructurado ahora mismo, que sólo yo llevo el timón, es imposible llegar a todo lo que tengo en mi cabecita.

-Y la pregunta del millón ¿Algún consejo para alguien que se esté planteando emprender?

Sin duda alguna, que se rodee de gente. Yo soy la primera que trabaja desde casa porque no tengo un portátil con el que ir a trabajar todos los días al Talud. Pero es fundamental tener a gente con la que ir comentando tu historia, lo que se te pasa por la cabeza y los problemas que te surgen. Muchos hablamos de la necesidad de empatía, pero nadie se pone en los zapatos de otra persona tan bien como esa otra persona, y esa perspectiva que nos pueden dar desde fuera siempre es enriquecedora. Aunque sea para decir “no”, pero ya sabes una cosa más que descartar. Además, hay otras personas que pueden conocer aspectos de tu campo que no dominas.

Hoy mismo me pasó con un emprendedor que tiene un producto gourmet asequible. Se me ocurrieron un montón de cosas que creo que le pueden aportar para promocionarse o crecer porque estoy muy metida en el tema de la alimentación y los alérgenos. Siempre tendrá que hacer criba y quedarse con lo que le interese o pueda abarcar, pero es bueno tener un gran abanico de posibilidades de entre las que elegir. Y de igual manera muchas personas me han aportado cosas al gran abanico que es hoy el proyecto de Singlutenismo, aunque sólo sea contándome sus inquietudes.

logosinglutenismoazul-05.png

Screen-Shot-2014-04-23-at-10.58.51-PM
Minientrada

¿Qué es eso del Lean Startup?

La metodología Lean StartUp nace de la mano de Eric Ries y es una vuelta de tuerca a la filosofía Lean de Toyota que se basaba en eliminar puntos muertos en los procesos productivos, de forma que se minimicen los gastos innecesarios de la cadena y se pongan en valor las actividades realmente importantes.

Screen-Shot-2014-04-23-at-10.58.51-PM

En el caso de Lean StartUp se busca cambiar el paradigma que reinaba hasta ahora, en el que se montaba toda la infraestructura empresarial (plan de negocio, financiación, local…) antes de salir al mercado, con el alto riesgo que eso implica. La idea es dejar atrás las altas tasas de fracaso que vivían los proyectos empresariales hasta la fecha.

Para conocer en detalle la metodología es importante definir lo que creo son los dos fundamentos básicos de Lean StartUp:

-Iteración: Por definición el acto de repetir un proceso con el objetivo de alcanzar una meta deseada. En el caso de Lean StartUp “Construir, medir, aprender” y volver a empezar, para mantener la empresa en un proceso continuo de mejora.

lean_startup

-Aprendizaje Validado: Validar nuestra idea de negocio a través de la experimentación en el mercado. ¿Quién es mi cliente? ¿Qué necesidades tiene? ¿Cómo puedo cubrir esas necesidades? ¿Qué precio está dispuesto a pagar? Preguntas cuya respuesta nos va a permitir tomar las decisiones correctas.

La idea final de la metodología Lean Startup es poner en valor al cliente, de forma que el proyecto se vaya construyendo a medida que se obtiene información y conocimiento del mercado, dejando las inversiones económicas más importantes para después de haber realizado el aprendizaje. De esta forma se minimiza la inversión (en dinero y en tiempo) en fase de testeo y con ello disminuyen los riesgos asociados.

Jornadas Lean StartUp

Y para acercar esta metodología a la comunidad emprendedora de Asturias se celebrarán, los días 10 de Marzo (de 9:00 a 14:00), la jornada Lean StartUp en el Vivero de Ciencias de la Salud de Oviedo.

Sin-título-1

Contaremos con tres de los profesionales más destacados en la aplicación y difusión de metodologías ágiles aplicadas al emprendimiento y al ámbito corporativo.

Se tendrá la oportunidad de escuchar a Mario López de Ávila con su ponencia “Be Agile my friend”, a José Antonio de Miguel, hablando de “La cocina de la tracción de tu negocio: observar para generar valor” y a Néstor Guerra que abordará “10 herramientas para prototipar: aprende a diseñar un experimento a partir de tu producto mínimo viable”.

Para ver toda la información e inscribirte en el evento puedes visitar la web de Oviedo Emprende

Minientrada

Emprender NO tiene edad

Me veo en la obligación de escribir este artículo después de que alguien me dijera que aún no se había pasado por el Talud por vergüenza, porque eso de emprender era “cosa de jóvenes”

senior-businessman-sitting-in-chair

Dejemos algo claro, emprender NO tiene edad. Nuestro único “requisito” para recibir a nuevos emprendedores es la ilusión y las ganas de trabajar😉

Pero voy a ir más allá, en Estados Unidos el colectivo de emprendedores de más de 50 años representa uno de los activos de mayor crecimiento entre los nuevos empresarios, y se les conoce como “Encore entrepreneurs“. Es cierto que no todo el mundo está preparado para afrontar el nivel de exigencia y la incertidumbre financiera que suelen implicar los proyectos emprendedores, pero esa realidad no es patrimonio de ningún segmento y nos afecta a todos por igual. Además en este perfil se juntan las ganas de reinventarse profesionalmente con toda una vida de conocimiento y experiencias, una gran ventaja para sacar adelante un proyecto.

La creación de una nueva empresa puede aportar, además de la autonomía que supone ser tu propio jefe, un plus de satisfacción y convertirse en un paliativo del vacío laboral que muchas personas experimentan ante la cercanía de su jubilación. No es de extrañar que algunas personas acaben convirtiendo su hobbie en un proyecto empresarial.

emprendedor

Además hay que tener en cuenta un factor clave como es el envejecimiento poblacional, y el incremento de la esperanza de vida, con todos los efectos que esto supone para la fuerza de trabajo y el mercado de consumo. Cada día hay más personas que superan los 50 años y cuentan con una enorme motivación ¿Por qué no enfocarla a un proyecto propio? Especialmente en un entorno laboral cada vez menos estable y en el que el trabajo “de por vida” es poco más que un sueño.

Así que, volviendo al punto de partida, si tienes un proyecto, una idea en mente o simplemente interés por conocer una opción diferente, no te cierres puertas a ti mismo, aparca los años a un lado y ponte a caminar🙂